< Back to insights hub

Press

WFW asesora a BayWa r.e. en un VPPA (acuerdo de compra de energía virtual) de 10 años con Huhtamaki29 December 2021

Share this Page
Watson Farley & Williams (“WFW”) ha asesorado a BayWa r.e. en la negociación y ejecución con Huhtamäki Oyj (“Huhtamaki”) de un acuerdo de compra de energía virtual (VPPA) de diez años para dos proyectos solares con una capacidad agregada de aproximadamente 135 MWp en España. Este es el mayor VPPA solar corporativo de Europa para la industria del embalaje hasta la fecha, así como el primer VPPA solar corporativo firmado por una empresa finlandesa.

La construcción de los proyectos comenzará en la segunda mitad de 2022, y está previsto que el suministro de energía a Huhtamaki comience en el tercer trimestre de 2023.

El acuerdo de 200 GWh al año de energía verde cubrirá aproximadamente el 80% de las necesidades de electricidad de Huhtamaki en Europa y equivale a un ahorro anual de más de 89.000 toneladas de CO2, lo que supone electricidad suficiente para abastecer a casi 25.000 hogares al año.

BayWa r.e., con sede en Múnich, es un líder mundial en el desarrollo de energías renovables, proveedor de servicios, mayorista y de soluciones energéticas, con unos ingresos de casi 2.500 millones de euros y presencia en 28 países de todo el mundo. Huhtamäki Oyj (“Huhtamaki”) es un proveedor líder de soluciones de envasado sostenible a nivel mundial.

BayWa r.e., 100% neutra en carbono, trabaja con empresas de todo el mundo para ofrecer soluciones a medida para reducir la huella de carbono y disminuir los costes de la energía. Es propiedad conjunta de la empresa matriz BayWa AG y de Energy Infrastructure Partners, líder en el mercado de la inversión en infraestructuras energéticas con más de 2.600 millones de euros de patrimonio.

El equipo de WFW Madrid que ha asesorado a BayWa r.e. ha estado liderado por el socio de Regulación David Díez, junto con el asociado sénior del área de Mercantil Javier Ruffín y el asociado del área de Mercantil Borja Gavilá.

Keep in touch